Hechos Sobresalientes

La PrimerA Yerra

     En las Actas del Cabildo de Santa Fe aparecen registradas y dibujadas las primeras marcas de hacienda que se conocen en la región del Plata. Es en Santa Fe donde desde antes de 1576 se realiza la primera yerra de ganado y donde funciona también el Primer Registro de Marcas. Por esta razón se lleva a cabo anualmente, junto a las ruinas, la "Fiesta Conmemorativa de la Primera Yerra".

La Revolución de los 7 Jefes

     Poco después de la fundación de Santa Fe, en 1580, un grupo de criollos, mientras Juan de Garay estaba ausente fundando Buenos Aires, se sublevan reclamando su derecho a gobernar la tierra. Este primer movimiento de rebeldía criolla que se registra en el Río de la Plata termina con su sofocación y el ajusticiamiento de los siete conjurados: Lázaro de Venialvo, Diego de Leiva, Domingo Romero, Pedro Gallego, Diego Ruiz, Rodrigo Mosquero y Pedro Villalta.

Los primeros ARGENTINOS

     Con el adelantado Juan Ortiz de Zárate llega al Río de la Plata el arcediano Martín del Barco Centenera, que era cronista y poeta de la expedición. Admirado por el sacrificio de los habitantes de Santa Fe escribe su poema "La Argentina" (publicado en Lisboa en 1603), llamando "argentinos" a los criollos de la tierra santafesina y siendo ésta la primera referencia del nombre de argentinos a los habitantes de nuestro país.

El primer maestro del Río de la Plata

     Santa Fe tuvo entre sus vecinos al primer Maestro del Río de la Plata. Fue Don Pedro de Vega el primero que enseñó a leer y escribir en la región del litoral fluvial y era tan necesaria su presencia en el medio, que el Cabildo, sabiendo que el maestro quería irse de la ciudad, le prohibe abandonar el suelo. Pedro de Vega enseñaba también la doctrina cristiana y creó la Escuela de las Primeras Letras en la Vieja ciudad.

Origen del topónimo Cayastá

     Los investigadores, Ing. Augusto Fernández Díaz y el Dr. Zapata Gollán, mencionan que el vocablo Cayastá aparece por primera vez en un antiguo documento de 1607, en el que el estanciero y encomendero Alonso de San Miguel habla de su encomienda de indios "caiastas".

     Etimológicamente, para Fernández Díaz, basado en el Padre Sánchez Labrador, el significado de "Cayastá" deriva de la transformación fonética "kollasta", que podría ser la aglutinación de "kolla" y "astay", que hace referencia a "mudanza"; de allí Cayastá significaría "pueblo colla que se muda". "Kolla era uno de los pueblos aymaráes, con dialecto propio, dominado por los incas" (Leo Hillar Puxeddú). Finalmente el vocablo irá mutando hasta convertirse en "Cayastá".

     Por su parte el Dr. Zapata Gollán sostiene que el origen del topónimo "Cayastá " tiene relación con la llegada de los indios Lules-Vilelas, que por el Salado vinieron desde Tucumán hasta la región de la actual provincia de Santa Fe, siendo el vocablo perteneciente a la lengua Lule.